TEMPRANILLOS

Este vino sabe a macedonia de fruta roja acompañada de un café solo.

La Planta, de Arzuaga, un tempranillo apasionante

Hecho a la manera Arzuaga. Es decir, personal e intransferible. Medio millón de botellas de un tempranillo que ha pasado seis meses de su vida en barricas que le dan un toque inconfundible, hasta divertido podría ser. A qué huele el vino, a lo mismo que si te tomas una macedonia de fruta roja acompañada de un café solo. Y a qué sabe, más notas frutales, en algún momento apuntes licorosos, y más café. Todo el entretenimiento si te lo bebes sin más compañía, y si es con otros alimentos, que sean poderosos. Disfrutaría con un lechazo, cabrito, cochinillo. O me iría a un picoteo, como morcilla bien especiada, chorizos… incluso platos en conjunto muy vivos, como un arroz al horno. Un vino apasionante para mentes muy despiertas, incluso para gente joven que quiera aprender por las bravas de qué va este mundo del vino. Creo que es para tomar en familia, pero no para todas las familias, y debiera ser servido a una temperatura fresca, unos catorce o quince grados. Bodegas Arzuaga es la autora material de este joven con barrica de Ribera del Duero, una manera apasionante de apostar con todo tipo de vinos. Y de ganar casi siempre.

De JUAN FERNÁNDEZ-CUESTAABCVIAJAR

A través de Club de Amigas del vino

Por Marie Mones

photo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s